Publicado el 22 de febrero de 2019 en cencos.org

La violencia contra personas defensoras de derechos humanos y periodistas ha incrementado de forma alarmante, apuntan organizaciones. En lo que va de la administración de Andrés Manuel López Obrador se ha registrado el asesinato de 14 personas en Nayarit, Estado de México, Hidalgo, Chiapas, Baja California Sur, Oaxaca, Tabasco, Sonora y Morelos.

El homicidio más reciente fue el de Samir Flores Soberanes, indígena náhuatl fundador de la Radio Comunitaria Amiltzinko 100.7 FM y opositor al Proyecto Integral Morelos; Flores Soberanes, de 32 años, recibió dos disparos afuera de su casa, en Amilcingo, Morelos la mañana del 20 de febrero.

Con el objetivo de exigir justicia y protección para las personas defensoras y periodistas en México, organizaciones agrupadas en el colectivo Espacio OSC colocaron al frente de Palacio Nacional una cruz por cada periodista y persona defensora que ha sido asesinada en esta administración.

En el evento hubo un enlace telefónico con el defensor Juan Carlos Flores, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala y compañero de Samir Flores Soberanes, quien recalcó la preocupación ante la inacción del gobierno mexicano para frenar los ataques contra personas defensoras y periodistas.

“Por un lado dice el gobierno de López Obrador que de manera velada no se va a reprimir a los movimientos sociales, a los defensores de derechos humanos con más encarcelamientos y se promueve una amnistía que tampoco ha llegado a todas las personas que están presas y presos por la defensa de sus derechos; lo que nos preocupa es que la cárcel sea sustituida por el asesinato, por la impunidad”, aseguró.

Recalcó que las y los defensores y periodistas se encuentran en grave riesgo, sin embargo, la actual administración actúa igual que las anteriores al no proteger a estos grupos.

Espacio OSC urgió al gobierno mexicano a proteger a las personas defensoras de derechos humanos y periodistas desde un enfoque de protección colectiva; a reconocer la importancia de su labor, así como la exigencia de sus luchas; a iniciar un diálogo con organizaciones defensoras de derechos humanos, periodistas y autoridades para construir una política pública integral de protección.

También hizo un llamado al presidente, Andrés Manuel López Obrador: “es necesario… que realice declaraciones que no estigmaticen la labor de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas o sugieran que las organizaciones de la sociedad civil actúan incorrectamente o ilegalmente”.

La descalificación en contra de estas dos poblaciones eleva el riesgo en el que se encuentran y las deja en condiciones de vulnerabilidad frente a ataques, aseguran las organizaciones, por lo que es necesario reconocer su labor y la importancia que ésta tiene en el fortalecimiento de la democracia.

Foto: Viridiana Ramírez

Desde el 1 diciembre de 2018 hasta la fecha, han sido asesinadas 14 personas defensoras de derechos humanos y periodistas:

1. Jesús Alejandro Márquez Jiménez, periodista asesinado en Nayarit el 1 de diciembre de 2018.
2. Diego García Corona, periodista asesinado en el estado de México el 5 de diciembre de 2018.
3. Manuel Martínez Bautista, indígena náhuatl, defensor de derechos humanos ejecutado extrajudicialmente en Yahualica, Hidalgo el 24 de diciembre de 2018.
4. Sinar Corzo Esquinca, defensor de derechos humanos ejecutado extrajudicialmente en Chiapas, el 3 de enero de 2019.
5. Noé Jiménez Pablo, defensor de derechos humanos ejecutado extrajudicialmente en Amatán, Chiapas, el 19 de enero de 2019.
6. José Santiago Gómez Álvarez, defensor de derechos humanos ejecutado extrajudicialmente en Amatán, Chiapas, el 19 de enero de 2019.
7. Rafael Murúa Manríquez, periodista comunitario asesinado en Baja California Sur entre el 19 y 20 de enero de 2019.
8. Gustavo Cruz Mendoza, defensor de derechos humanos asesinado en Oaxaca el 20 de enero de 2019.
9. Bernardino García Hernández, defensor de derechos humanos asesinado en Zimatlán de Lázaro Cárdenas, Oaxaca el 21 de enero de 2019.
10. Estelina López Gómez, defensora de tierra y territorio asesinada en la comunidad de Santo Tomás, en Chiapas, el 23 enero de 2019
11. Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, periodista, asesinado en Villahermosa, Tabasco el 9 de febrero.
12. Óscar Cazorla López, activista muxe y defensor de los derechos para el colectivo LGBTI, asesinado en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, 9 de febrero
13. Reynaldo López Salas, locutor de radio asesinado en Hermosillo, Sonora, el 16 de febrero.
14. Samir Flores Soberanes, defensor de derechos humanos y periodista comunitario náhuatl, asesinado en Amilcingo Morelos municipio de Temoac, el 20 de febrero.

Consulta sobre Huexca pone en riesgo a personas defensoras y comunidades

Durante el evento, Juan Carlos Flores reiteró que la consulta con la que se decidirá el futuro de la termoeléctrica de Huexca y que está programada para este 23 y 24 de febrero será boicoteada en varios lugares.

Recalcó que las autoridades continúan imponiendo esta consulta “que es completamente inconstitucional; que viola los derechos de los pueblos indígenas a la consulta libre, previa, informada y de buena fe; que está bañada de sangre”.

Para el FPDTA la consulta pone en riesgo a las comunidades, así como a las y los defensores de derechos humanos. Con este clima de violencia y tensión es muy peligroso hacerla, asegura Juan Carlos Flores, sin embargo, se va a hacer. “No podemos echarnos atrás en la defensa de nuestros derechos”, añadió.

El llamado a quienes quieren participar en la consulta es que voten por el NO a la termoeléctrica, y a organizaciones y medios de comunicación pidió y monitorear los lugares de Morelos, Puebla y Tlaxcala en los que se llevará la consulta, para vigilar que todo transcurra en orden.

Samir Flores, defensor de la tierra y el territorio y periodista comunitario, fue asesinado el 20 de febrero de 2019 / Imagen: #YoPrefieroLaVida -Hackear el Aeropuerto